Parque Mochima. Estado Anzoateguí- Venezuela

Parque Mochima. Estado Anzoateguí- Venezuela

Fundación Innovargh: Conocimiento en acción

Opina, escribe, suéna a través de Innovargh

Director: Pablo Lira
pabloliraduran77@gmail.com
Sígueme por Twitter:
@innovargh
@pabloliraduran

La hora en Caracas - Venezuela

Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 17 de noviembre de 2012

Importancia de los valores en la gestión humana y en todo!






Saludos innovadores y emprendedores!

Continuando con el mensaje anterior sobre los valores, les comentamos que hemos recibidos algunas preguntas y comentarios; por ejemplo, ¿Por qué tanto alboroto con eso de los valores?; ¿Por qué de su importancia en la gestión de las empresas? Lo que interesa es producir y punto!

Preguntas interesantes, ya que dan vida y cabida al tema de los valores, tanto en la gestión personal, organizacional y como ciudadano de cualquier país del mundo.

Sólo para empezar, les presentamos las siguientes cualidades de los valores:

1.- Son aspectos centrales de la personalidad y están estrechamente relacionados con el propio sentido del yo.

Es que de nuevo, tal como lo sostuvo Peters (2002) en su libro “La Formación y la empresa del III milenio.  Lo estamos haciendo peligrosamente mal”, la clave de esta revolución no tiene que ver con la “gente”; no se trata de “ellos”; no se trata de un “asunto de Recursos Humanos”. La clave no es la capacitación de un nuevo tipo de trabajadores. La clave “SOY YO”, yo como individuo. Es algo más importante, más profundo de lo que parece a primera vista: hablamos de un cambio hacia un nuevo modelo de sociedad – y de trabajo- donde la persona, el individuo cuenta.. de nuevo.

2.- Son formados y dan respuestas a demandas sociales y necesidades psicológicas.

De nada sirve que ofrezcas el  mejor producto, el mejor servicio, que trabajes en la mejor empresa, si a lo que le das más importancia sean preferencias alejadas del ser humano, de la calidad de vida, de aprender lo significativo para la preservación de la vida, la convivencia; disfrutable, nunca limitante, que se tenga dominio de lo que se aprenda en su aplicación e inclusivo en la construcción del conocimiento. Por ello, un individuo sensible a las necesidades desde una fortaleza personal proactiva.

3.- Son relativamente estables, sin embargo, pueden sufrir cambios en el entorno total de la vida de la persona.

Los valores cambian con la vida, con los avances de la tecnología, a medida que el ser humano eleva sus niveles de conciencia (control sobre su propia experiencia). Estamos en la era de la autodeterminación.. del autoservicio hacia arriba. No al azar, que el aprendizaje a distancia esté cobrando fuerza en su utilización por miles de personas en que el tiempo es más exigente, cambio en las agendas, en las múltiples actividades.

4.- Se ordenan en forma jerárquica o en sistemas de valores. 

Ambas vías son válidas; no sólo la preferencia emotiva que pueda hacerle emerger un valor es usted, sino que lo ponga en práctica. Es la puesta de valor de aquello a que se la da importancia (el valor)
Ahora bien, destacamos una cita del autor Richard Barrett (1998):
“La transformación de la organización comienza con la transformación personal de los propios líderes, porque la cultura es un reflejo de su conciencia, sus valores y sus creencias”

 Algunas definiciones sobre los valores:

“Es una concepción de lo deseable” (Kluckhohn, 1968)

“Representan las creencias, supuestos y sentimientos colectivos acerca de los es correcto, normal, racional y valioso” (Gibson y Zellmer, 2001)

“Son pautas reconocidas y asumidas por las personas como elementos para orientar su comportamiento” (Siboney Pérez, 2010)

“Los valores son aquello que la gente desea o considera benéfico para su bienestar aunque la evidencia definitiva de los valores de una persona se manifiesta en sus acciones.” (Locke, 1991)

A continuación anotamos la siguiente bibliografía:

1.- Peters, Tom. (2002). “La formación y la empresa del III milenio. Lo estamos haciendo PELIGROSAMENTE MAL. Madrid: Nowtilus editores.

2.- Barrett, R. (1998). “Liberando el alma de las empresas. Cómo crear organizaciones visionarias impulsadas por valores positivos”. Argentina: SMS editores.

3.- Zazueta, Héctor, Arciniega, Luis. (2010). “Desarrollo de valores en el trabajo”. México: Trillas.

4.- Jarrín, Adolfo. (2008). De la revolución industrial a la evolución empresarial. Caracas: Creating C.A.

5.- Gracía, Salvador; Dolan, Shimon. (1997). "La dirección por valores. Más allá de la dirección por objetivos". España: McGraw Hill.